Ninacaca: El cementerio que es una verdadera ciudad de muertos en Cerro de Pasco | RADIO PASCO - DESDE LA CIUDAD MÁS ALTA DEL MUNDORADIO PASCO – DESDE LA CIUDAD MÁS ALTA DEL MUNDO

Templates by BIG Theme

Best bookmaker bet365 register

The Best bookmaker bet365

previous arrow
next arrow
Slider

Ninacaca: El cementerio que es una verdadera ciudad de muertos en Cerro de Pasco

Publicado: noviembre 2, 2018 | 0 Comentarios |

El distrito de Ninacaca es uno de los trece que conforman la provincia de Pasco, a una hora de la ciudad principal, Cerro de Pasco. Desde hace 20 años, su cementerio se ha convertido en un atractivo turístico por las curiosas réplicas en miniatura que identifican aquello que caracterizó al difunto.
Curioso es este cementerio: aquí casi no hay cruces, sino pequeñas réplicas de aquello que identifica al que descansa metros más abajo.
En este lugar, además, los variados estilos arquitectónicos no escatiman en mezclar el arte bizantino de las iglesias con cúpulas en forma de cebolla, con influencia árabe y detalles de edificaciones religiosas rusas.
Visto panorámicamente, el cementerio parece una ciudad, una ciudad de muertos. Una ciudad que acoge a la basílica de Roma, al Taj Mahal, a una iglesia de Chile y a la catedral de Tarma, al santuario del Señor de Muruhuay, el estadio de Alianza Lima y, muy cerca, el coloso de la “U”.

Por ejemplo, si fue hincha de la ‘U’, entonces el estadio Monumental quedará ahí hasta la posteridad; si fue un alcalde, una réplica del edifico edil; si fue fiscal, una pequeña réplica de la fiscalía. En este cementerio las cruces no son imprescindibles. Al contrario, los estilos pueden mezclar la tradicional arquitectura rusa con la bizantina, o incluso de influencia árabe.

El Cementerio de Ninacaca empezó a ser construido de esta manera desde marzo de 1989 a partir de un episodio trágico: un atentado terrorista destruyó el local de la cooperativa San Pedro de Ninacaca, luego el presidente de la comunidad fue secuestrado y asesinado; más tarde el alcalde murió en una explosión y la oficina quedó en escombros. Se levantaron réplicas y los restos de los fallecidos descansaron ahí. Luego, falleció el director de la escuela y como nicho se construyó un colegio en miniatura. A partir de entonces se instauró esta costumbre.

En este Día de los Muertos, se estima que cientos de personas concurrieron al camposanto para visitar a sus difuntos o para conocer las extravagantes lápidas.

Publicar un Comentario

Loading...
error: www.radiopasco.com.pe